Revisión de la colección - El estándar Spectrum

Traducción al español

Al acceder a este recurso, se acepta la licencia de Spectrum

Debe existir una política que establezca en qué circunstancias y cómo debería llevar a cabo la revisión de colecciones. Este proceso podría formar parte en una política de desarrollo de colecciones más amplia que tenga un enfoque integrado de la adquisición y el descarte, sobre todo si las revisiones se hacen con la finalidad de comprender mejor las fortalezas y debilidades de la colección del museo. En cualquier caso, cuando opte por una política, es muy probable que deba considerar estas preguntas:

  • ¿Por qué el museo realizaría las revisiones de colecciones?

  • ¿Qué consideraciones legales y éticas se deberían tomar en cuenta (por ejemplo, el Código de Ética de la Asociación de Museos)?

  • ¿Qué piezas de la colección se priorizarán para la revisión?

  • ¿Qué persona está autorizada para realizar las revisiones?

  • ¿El museo tiene personal con la habilidad necesaria o necesitará recurrir a la experiencia de personal externo al museo?

  • ¿Habrá oportunidades para que el museo forme parte de proyectos más amplios, como revisiones regionales o de temas específicos?

  • ¿Cómo se reportarán o se considerarán los resultados de las revisiones de las colecciones?

  • ¿Cómo hará que los resultados de la revisión de colecciones estén disponibles para los demás?

También se debe tener un procedimiento escrito que explica los pasos a seguir durante el desarrollo de una revisión de colecciones. El proceso sugerido por Spectrum es un punto de partida útil; sin embargo, independientemente de cómo lo implementen, los procesos propios del museo deberán cumplir con los siguientes requisitos mínimos:

Requisito mínimo ¿Por qué es importante?
El museo crea y presenta un plan escrito para cada revisión. Este debe incluir la metodología a seguir, los criterios a evaluar y el sistema de calificación que se usará. No valdría la pena registrar que la relevancia de un objeto es un «3» si nadie más entenderá qué significa eso.
El museo registra la fecha de evaluación de cada objeto y a la persona responsable de tomar la decisión para la calificación. El museo sabe en qué momento un especialista con experiencia curatorial revisó un objeto.
El museo registra el número correspondiente de cada objeto (o conjunto de objetos) evaluado. Queda perfectamente clara la clasificación que corresponde a cada objeto.
Las evaluaciones de los revisores se agregan a la catalogación del museo. Cuando consulte el registro de un objeto, podrá ver que el objeto se ha revisado y podrá encontrar la información respectiva.
El museo analiza los resultados de las revisiones de la colección y recomienda medidas de seguimiento adecuadas. Las revisiones sirve de insumo para la planificación estratégica del museo.